SERVICIO DE CREMACION


Nuestras mascotas, fieles compañeras en el viaje de la vida, se ganan un espacio invaluable en nuestras almas, nutriendo nuestro ser de una forma única. La partida de estos seres queridos marca un capítulo de profunda tristeza y desolación en nuestras vidas.

El dilema de cómo manejar sus restos se suma a la pesadez de este momento, acrecentando el vacío dejado por su ausencia.

Desde nuestra propia experiencia, atravesando estos momentos de dolor, y movidos por un profundo sentido de compasión y amor, asumimos la responsabilidad de gestionar la cremación de tu mascota.

Así, sus cenizas reposarán en una elegante urna, permitiendo que su memoria te acompañe siempre, allí donde la vida te lleve.

Preguntas Frecuentes

Las ventajas de seleccionar el método de la incineración como disposición final son varias y a continuación las detallaremos, los restos de ceniza producidos están completamente libres de gérmenes o bacterias, por lo tanto pueden ser mantenidas en casa dentro de una urna apropiada o pueden ser esparcidas en el mar, en la tierra o enterrados en un cementerio, las ventajas mencionadas anteriormente son las siguientes:

Higiénica: La incineración es la operación más recomendada en este aspecto puesto que evita problemas higiénicos y sanitarios. Con la incineración, tanto humana como animal, se evitan posibles focos de infección, principalmente cuando la muerte se ha producido por enfermedades infecto-contagiosas.

Ecológica: Este aspecto depende de la tecnología utilizada en el crematorio respectivo. En MIMOSCOTA nos comprometemos a sólo trabajar con quienes cumplan con todos los requisitos en cuanto a emanaciones de humo y olores. Por lo que no afectan al medio ambiente. Además, al enterrar a una mascota pueden producirse ciertos contaminantes ambientales, se pueden contaminar afluentes subterráneos de agua, con mercurio, arsénico y formaldehido, entre otros, cosa que no se produce cuando se incinera un cuerpo.

Práctica: Hay quienes lo que prefieren por la sencillez y rapidez del proceso , un proceso más simple que el entierro tradicional. En MIMOSCOTA trabajamos siempre con máximo respeto hacia el animal y hacia las familias de las mascotas fallecidas.

Moderna: A pesar de ser una costumbre muy antigua, la incineración es considerada hoy en día como un servicio funerario moderno. Por un lado se utilizan avanzadas tecnologías en los hornos, que se intentan mejorar constantemente. Además, si consideramos el crecimiento exponencial que está experimentando la población mundial y la falta de espacios asociada a este fenómeno, la cremación aparece como el entierro del futuro.

La cremación es un método para disponer de los restos de nuestra mascota una vez fallecida, es el proceso de reducción de un cuerpo mediante el uso de calor, y el resultado de este proceso son las cenizas.

Se puede realizar la cremación de cualquier tipo de mascotas de hasta 90Kg de peso (hámsters, hurones, aves, gatos, perros, etc.)

Puede ser testigo de la cremación mediante un video que se le entregara en caso de solicitarlo. El mismo tiene un de coste adicional.

Todas las mascotas llevan una identificación con nombre, propietario, color, y raza de la mascota, lo cual nos permite una fácil identificación. Al momento de retirar las cenizas del horno, sus cenizas son guardadas en una bolsa especial y la etiqueta es adherida a la bolsa nuevamente.

Junto con las cenizas dentro de una urna elegante, recibirá un certificado de cremación emitido y firmado por el crematorio.

Contamos con 3 opciones de servicio crematorio premium, todas diseñadas para proporcionar una despedida respetuosa y digna. Cada servicio incluye traslado puerta a puerta, desde el retiro cuidadoso del cuerpo hasta la entrega de las cenizas en una urna crematoria elegante, acompañada de un certificado de cremación que testimonia el respeto y cuidado con el que se ha tratado a su mascota. Dependiendo del servicio deseado, las cenizas se reintegran en un plazo de 24 horas a 30 días.

Nuestro servicio incluye traslado puerta a puerta, desde el retiro cuidadoso del cuerpo hasta la entrega de las cenizas en una urna crematoria elegante, acompañada de un certificado de cremación que testimonia el respeto y cuidado con el que se ha tratado a su mascota.